prensa y actualidad

 

volver

LA VANGUARDIA | Impulsan un proyecto para instalar paneles solares en doce pueblos gerundenses

2017-11-22 08:46:05

LA VANGUARDIA | Impulsan un proyecto para instalar paneles solares en doce pueblos gerundenses

La iniciativa quiere promover la energía sostenible y se inspira en experiencias similares en otros países europeos

Doce municipios gerundenses y la empresa Revosolar impulsan un proyecto para instalar “de forma masiva” paneles solares en 500 hogares y empresas de la zona del Ter-Gavarres. El proyecto Col·lectiu Solar quiere avanzar hacia un nuevo modelo energético impulsando la energía sostenible. En su origen está un ingeniero holandés, Sjoerd Gaastra, que desde hace quince años instala placas solares fotovoltaicas. Es propietario de la empresa Revosolar y asegura, literalmente, que durante este tiempo ha “sobrevivido” gracias a las casas aisladas que instalan el sistema porque no les llega electricidad.

Ahora, tomando como referencia experiencias similares que han tenido éxito en Holanda y otros países europeos, Gaastra quiere extender la energía solar a hogares y empresas, Por eso, cuenta con el apoyo de doce ayuntamientos de la zona del Ter-Gavarres, que es donde se llevará a cabo el proyecto Col·lectiu Solar. Son los de Celrà, Bordils, Cervià de Ter, Flaçà, Juià, Madremanya, Sant Joan de Mollet, Sant Julià de Ramis i Medinyà, Sant Jordi Desvalls, Sant Martí Vell, Viladasens y Sarrià de Ter.

El proyecto se ha propuesto instalar placas fotovoltaicas en 500 hogares y empresas de este territorio. “Si hacemos un pedido a lo grande a los fabricantes, eso también reducirá el coste de instalación”, precisa Gaastra. Por eso, Col·lectiu Solar abrirá una web en la que, durante los próximos tres meses, todos los particulares, ayuntamientos y empresarios que deseen instalar placas fotovoltaicas se pueden inscribir.

Gaastra admite que la legislación española no ha ayudado a fomentar la instalación de esta energía sostenible. “Todavía se cree que instalarlo en casa puede ser una ilegalidad”, precisa el ingeniero. Por eso, el artífice de Col·lectiu Solar clarifica desde el principio que la actual legislación permite el autoconsumo de energía solar a hogares y empresas.

A partir de la primavera, cuando se cierren las inscripciones, Gaastra explica que comenzará “la instalación masiva” de placas solares, con la intención de que ya estén en funcionamiento en verano de 2018. El ingeniero holandés explica que comprando los paneles fotovoltaicos de forma colectiva, la instalación acabará “saliendo a coste cero”, porque el ahorro mensual en la factura de la electricidad permitirá cubrirlo en un plazo de entre cuatro y cinco años.

Y para ejemplificarlo, Gaastra ofrece cifras. En el caso de un particular que se adhiera al proyecto, instalar un kit solar de 2.200 vatios (ocho paneles fotovoltaicos) en su casa le costará 2.860 euros. Y desde el momento en el que las placas le suministren energía solar, cada mes ahorrará 55 euros en la factura eléctrica. “Si cada mes paga una cuota de 51,33 euros para devolver el crédito, que es lo que proponemos nosotros, después de cinco años lo tendrá pagado”, dice Gaastra. “Es decir, que la instalación le habrá salido por coste cero, porque la cubrirá con el ahorro de electricidad, y después producirá energía solar gratuitamente”, ha añadido el artífice de Col·lectiu Solar. Se calcula que, en el caso de una vivienda, la energía solar puede suponer un ahorro del 50% en la factura eléctrica. Eso sí, será de consumo inmediato. Es decir, durante las horas de día. Aquellos que deseen tener baterías para almacenar la energía y usarla por la noche, las tendrán que pagar a parte.

En paralelo al impulso de la energía solar, Gaastra también explica que el proyecto también fomentará la creación de nuevos empleos. De hecho, para llevar a cabo la instalación de los paneles fotovoltaicos entre los que se adhieran al proyecto, se formarán diez equipos especializados.

El alcalde de Celrà, Dani Cornellà, ha explicado que el proyecto encaja claramente con los objetivos que se han fijado los municipios de la zona Ter-Gavarres dentro del plan estratégico que abarca hasta 2020. “Entre estos están los de diversificar la economía aprovechando los recursos del territorio, promover las renovables y fomentar nuevas opciones de ocupación”, ha concretado Cornellà.

Además de apoyarlo, ahora los Ayuntamientos también activarán iniciativas para adherirse a Col·lectiu Solar. Por ejemplo, estudiando implantar el uso de paneles fotovoltaicos en equipamientos municipales. Cornellà ya ha explicado que, en el municipio, el pleno ha aprobado un manifiesto apoyando el modelo energético que promueve el proyecto y que, a los vecinos que instalen placas fotovoltaicas en los hogares, se les bonificará en un 95% el impuesto que graba la instalación (el ICIO).Noticia publicada en LA VANGUARDIA el día 22/11/17. Disponible aquí.



Enviar comentario


Comentario

Nombre

E-mail

Estoy de acuerdo con la Política de privacidad.

Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales.



X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información aquí.