blog solar

 

volver

La Generalitat deroga el mapa eólico por restrictivo y promete agilizar la implantación de las renovables

2019-11-28 06:37:12

La Generalitat deroga el mapa eólico por restrictivo y promete agilizar la implantación de las renovables

El gobierno catalán aspira a que los nuevos turismos no utilicen los combustibles fósiles a partir del año 2030, según recoge una modificación propuesta para la Llei de Canvi Climàtic

El Govern ha aprobado la derogación del decreto que sirvió para poner en marcha el mapa eólico de Catalunya, que desde el desde el año 2002 condicionaba de manera muy restrictiva la instalación de nuevos parques con aerogeneradores.

Además, el Executiu catalán ha decidido también derogar el decreto del año 2009 sobre implantación de energías renovables, aprobado en la época del gobierno tripartito.

Todas modificaciones han sido recogidas en un decreto ley de medidas urgentes para afrontar la emergencia climática y destinado a facilitar la creación de instalaciones para la producción de energía limpia.

El cambio normativo más relevante es, sin duda, la decisión de prescindir del mapa eólico en el que se diferenciaban las áreas donde quedan vetados los aerogeneradores por su valor natural (zonas rojas), otras donde se admitían pero con muchas condiciones y requisitos (zonas naranja) y, finalmente, los espacios libres donde se podían levantar sin cortapisas previas.

El nuevo enfoque del gobierno catalán persigue dar prioridad y facilidades a los equipamientos destinados a la generación de energía renovable.

Cambio de enfoque

A diferencia de las normativas vigentes, ahora se parte del supuesto de que todo el país es susceptible de acoger aerogeneradores (siempre que, naturalmente, haya recursos eólicos), de manera que sólo se impide su instalación en territorios de gran valor (zonas rojas).

En concreto se consideran incompatibles con los molinos de viento los espacios naturales que tengan una protección especial, las zonas de especial protección para las aves (ZEPA) y los enclaves incluidos en el Plan de Espacios de Interés Natural (Pein) de menos de 1.000 ha de extensión.

No obstante, un futuro plan territorial podría modificar estos criterios. No se descarta, pues, que algunos de estos lugares puedan albergarlos si no causan daño a las especies o los hábitats, según explicó Mercè Rius, directora general de Qualitat Ambiental i Canvic Climàtic.

Eliminar requisitos

El decreto ley (que debe se refrendado en el Parlament) persigue eliminar muchos de los requisitos actuales que entorpecían el despliegue de las renovables, incluidos obstáculos administrativos y burocráticos.

El decreto del 2009 de implantación de las energías renovables exigía, por ejemplo, que los parques eólicos (los de más de 10 MW) sólo podían establecerse en zonas de “desarrollo prioritario” (ZDP) previamente designadas por el gobierno catalán y promovidos a partir de proyectos adjudicados mediante concurso público por la Generalitat.

Este corsé ha sido eliminado, y los promotores tendrán manos libres para elegir el emplazamiento. Por otra parte, “el carácter agrícola o forestal del terreno no constituyen en sí mismo, un obstáculo para su implantación”, dice el decreto ley.

Por otra parte, las plantas solares fotovoltaicas sobre suelo no urbanizable tenían una seria restricción.

Sólo podían levantarse en terrenos contiguos a zonas de uso industrial (con una ocupación máxima de 8 ha) o colindantes a edificaciones agrícola o ganaderas (y una ocupación máxima de 3 ha).

En este caso, en la nueva normativa se indica que solo habrá incompatibilidad cuando se trate de lugares incluidos en la Red Natura 2000 (excepto si la planta se destina a autoconsumo o es de menos de 3 ha).

Una ponencia previa evaluará los proyecto par darles una respuesta rápida a su viabilidad

Nueva tramitación

El decreto ley establece un nuevo procedimiento de tramitación de las instalaciones eólicas y fotovoltaicas, que debe completar se 13 meses.

Las personas interesadas en implantar una parque eólico o una planta solar fotovoltaica deberán formular una consulta pública previa ante la potencia de energías renovables, que determinará si el emplazamiento previsto es viable.

Se busca así evaluar si hay escollos insalvables o elementos que desaconsejan su ubicación.

Este organismo deberá pronunciarse sobre la viabilidad de la instalación en un plazo de tres meses.

Asimismo, se ha previsto que todo el trámite se ejecutará mediante un procedimiento conjunto que integrará todas la autorizaciones necesarias: energética, ambiental, urbanística paisajística.

Tejados solares sin cambiar el planeamiento

Otro aspecto importantes es la modificación de la Llei d’Urbanisme, pues se incluye la previsión de allanar el camino a las instalaciones solares fotovoltaicas sin necesidad de que lleven aparejada una modificación del planeamiento urbanístico.

En los tejados de los edificios, incluidas las pérgolas de los aparcamientos de vehículos, se podrán instalar sin mayores problemas siempre y cuando no superen el metro de altura desde un tejado plano.

Llei de Canvi Climàtic

El decreto ley servirá para modificar o retocar algunas de las previsiones de la ley de Canvi Climàtic, lo que permitirá actualizar los objetivos sobre reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las energías renovables aportarán el 50% del consumo eléctrico en el año 2030 y el 100% en el 2050

Así, se recoge la previsión de promover medidas para que las energías renovables aporten el 50% del consumo eléctrico en el año 2030 y el 100% en el 2050.

También se indica que el gobierno “ha de establecer los incentivos y promover los acuerdos con el sector del automóvil que permitan alcanzan una transición hacia una movilidad eléctrica de manera que en el 2030 los nuevos turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas que se pongan en circulación no utilicen combustibles fósiles”.

También se regulan los permisos de investigación para obtener gas y petróleo de esquisto, extraídos mediante fractura hidráulica (fracking). Estos permisos no se podrán dar en suelo urbano o urbanizable ni a una distancia inferior a los 500 metros de los núcleos urbanos.

Desarrollo eólico escaso

El desarrollo de la energía eólica en Catalunya ha sido relativamente escaso y, sobre todo, se ha frenado drásticamente en los últimos años.

En los últimos 7 años, no se ha tramitado ni un solo nuevo parque eólico.

Los últimos que se promovieron (sin éxito) datan del 2012, y eran sólo miniparques.

El último parque inaugurado (al margen del proyecto Viure de l’Aire del Cel, dotado de un solo molino) data de enero del 2013 (en la Serra de Vilobí).

La eólica aporta sólo el 5,7% de la cobertura eléctrica en Catalunya (mientras que todo el estado español aporta un 19%).

Un mal resultado

El Govern tripartito aprobó en el 2009 un decreto para impulsar los proyectos eólicos y ubicar los parques de más de 10 MW en zonas prioritarias idóneas preseleccionadas.

Así, en octubre del 2010 adjudicó, en concurso público, 22 parques eólicos (769 MW de potencia en 7 áreas del territorio).

Sin embargo, transcurridos 9 años y medio de esa adjudicación, ninguno de estos parques se ha materializado.

Sólo 3 proyectos de esos 22 (90 MW) siguen vivos, y van quemando etapas de tramitación.

En todos estos años, la gran mayoría de promotores han renunciado a construir los parques. Han tirado la toalla por diversas razones.

1) La larga tramitación de los procedimientos; 2) las inversiones adicionales exigidas a los promotores en los territorios; y 3) la retirada de las primas decretada por el Gobierno del PP en el 2013.----

Pérdida de interés

Todas esas pérdidas de incentivos han hecho que sólo sean rentables los parques con muchas horas de producción.

Únicamente siguen en liza tres proyectos de Naturgy y Alstom en la Terra Alta, la zona con mejor aprovechamiento eólico.

Llevan 9 años y medio de tramitación, pero su calvario no ha acabado, pese a que ya tienen las autorizaciones del Departament de Territori i Sostenibilitat (ambiental) y del Departament d’Empresa así com de la comisión de urbanismo de Terres de l’Ebre, sus opositores han decidido presentar un litigio judicial, algo que ha lamentado la consellera Àngels Chacón.

Pere Palacín, director general de Energia de la Generalitat, admite el “retraso” en el desarrollo eólico en Catalunya, pero atribuye la situación “al cambio de normativa en el estado español sobre la retribución” económica a la generación renovable. “La crisis de rentabilidad ha hecho que muchos promotores hayan renunciado”, afirma.

Apoyo de la asociaciones

Las asociaciones que agrupan a los sectores de las energías renovables (UNEFCAT y EolicCat), valoraron muy positivamente la derogación del decreto 147/2009, que supuso la paralización de la implantación de las instalaciones de generación de energía renovable en los últimos 10 años.

Sin embargo, ambas asociaciones esperan a la publicación del nuevo decreto Ley que para estudiar su contenido y poder hacer una valoración detallada.

Actualmente, las energías renovables en Cataluña sólo proveen el 17% del consumo eléctrico y llegan a un tope del 20% en los años buenos hidráulicamente.

UNEFCAT y EolicCat consideran positivo el acuerdo

Tanto EolicCat como UNEFCAT coinciden en señalar que la decisión de la Administración de simplificar los procedimientos de aprobación de las instalaciones “será clave para hacer efectivos los objetivos de implantación de parques de renovables”.

Tramitación más ágil

“La nueva normativa también debe permitir una tramitación más ágil de las instalaciones fotovoltaicas sobre cubierta por autoconsumo, pues se simplifican los trámites administrativos”, añaden.

Catalunya ha pasado de ser puntera en renovables en el Estado, a ocupar el vagón de cola.

Catalunya solo ha podido captar el 1,8% de la nueva potencia eólica en tramitación en España

Sólo ha sido capaz de captar el 1,8% de la nueva potencia eólica en tramitación activa en España peninsular, situándose sólo por delante de La Rioja, en un ranking que encabeza Aragón con un 23% de captación de la nueva potencia.

En energía solar fotovoltaica la situación es prácticamente la misma: de los 3.000 MW que se estima serán conectados este año en España, sólo un 1,9% serán en Cataluña.

Momento crucial

Este es un momento es especialmente crítico para Catalunya, dado que se está planificando la red de transporte de Red Eléctrica Española para los próximos 5 años, que se hará en función a los proyectos presentados, y además, que se prevé la convocatoria de nuevas subastas renovables durante los próximos meses.

El sector considera un referente alcanzado en Alemania, donde las administraciones, los grupos ecologistas y el sector “dan prioridad a las soluciones a la emergencia climática, como el desarrollo de proyectos de energía renovables, por delante de otros condicionantes y con interpretaciones favorables de las normativas aplicables”.

Finalmente, UNEFCAT y EolicCat están alineados con los objetivos del gobierno y del Parlamento de Cataluña y comparten el objetivo que en 2030 las energías renovables aporten el 50% de la demanda eléctrica en Cataluña.

“Dadas las cifras actuales, sin embargo, conviene que sin más dilación la administración implemente urgentemente los cambios normativos pertinentes que lo hagan posible”, dicen las asociaciones.

 



Enviar comentario


Comentario

Nombre

E-mail

Estoy de acuerdo con la Política de privacidad.

Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales.



X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información aquí.